Duelo infantil: ¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

Duelo infantil: ¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

Duelo infantil: ¿Cómo hablar de la muerte con los niños?

            La muerte es un acontecimiento de la vida en la que todos los seres humanos tenemos que pasar o vivir, aunque nos resistamos debemos     de enfrentarnos a este suceso y para ello, es necesario, construir herramientas que permitan afrontar esta realidad de una manera posible.

En el duelo se viven situaciones que marcan la estabilidad física, emocional, espiritual, social, cognitiva del ser humano, alterando la dinámica familiar y más si hay niños de por medio; dentro de estas   situaciones se presentan cuestionamientos en los adultos como: ¿De   qué manera puedo explicar a mi hijo lo que ha sucedido? ¿Es mejor      que se lo diga o no? ¿Qué hago si me pregunta? ¿Es diferente la vivencia y la forma de transmitírselo según la edad del niño? ¿Es bueno que nos vea triste o es mejor ocultárselo? ¿Tengo que evitarle pasar por este dolor?

Sin duda alguna en la vida todos estamos predestinados a vivir dentro de un espacio, un tiempo y un esquema de valores culturales, por lo tanto, nuestras respuestas están originadas desde ese pano cultural, desde lo que nos enseñaron o aprendimos de nuestros padres o nuestra familia; Por este motivo, la manera de afrontar la muerte va a estar condicionada por el entorno y el tiempo en el que vivimos. Hay que tener claro que de nada sirve dar herramientas a nuestro hijo para que elabore un duelo sino me pregunto antes cómo me enfrento yo a este hecho y cómo lo hace la cultura de la que provengo.

Cabe la pregunta en este momento: ¿será que alejando a los niños del proceso de duelo por perdida de ese ser querido, los protegeremos? O ¿causaremos un daño mayor si se les informa acerca de lo sucedido?

Creemos que lo mejor para todo es alejarles de los acontecimientos dolorosos y traumáticos, sin embargo, los niños son intuitivos y aunque no se les comente las situaciones ellos tienden a generar a partir del lenguaje no verbal de los adultos historias propias, que traen consigo episodios angustiantes pues todo parte de la curiosidad del niño. Estas historias que han sido creadas están condicionadas por su desarrollo evolutivo, edad, su madurez emocional, su capacidad de conceptualizar, sus experiencias adquiridas por medio del contexto que les rodea, sea familia o aula escolar.

Para comunicar al niño acerca del fallecimiento de un ser querido, es importante tener en cuenta estas premisas acerca del duelo o la muerte:

  1. La muerte es universal. Todos los seres vivos mueren. Cuándo les explicamos este hecho suelen preguntar si cuándo decimos todos, también están incluidos los papas y él mismo. Esto nos pone en una situación muy comprometida, ya que nos crea angustia. La respuesta a esta pregunta debe basarse en la verdad, aunque se puede decir de forma gradual y según lo que el niño pueda o no asimilar en el momento evolutivo en el que se encuentre. Lo que si debemos saber es que jamás debemos decir algo que sea falso, porque negar es alejar a los niños de su capacidad para desarrollar recursos y avanzar en su crecimiento.
  1. La muerte es irreversible. Cuando morimos no podemos volver a estar vivos nunca. Parece muy lógica pero normalmente usamos frases esperanzadoras como “la abuela se ha ido al cielo, está en un lugar mejor o está durmiendo un sueño largo”. Hay que saber que nuestros hijos interpretan lo que le decimos de forma literal por lo que entienden la muerte como temporal, es por tal motivo que desde el inicio hay ser claros con ellos y decirle que ese ser querido empezara a vivir en el recuerdo de todas aquellas personas que le quieren.
  1. El por qué. Toda muerte tiene un por qué. Es necesario explicarle a nuestro hijo que existe una causa física ya que cuándo elaboré su teoría, dejándose llevar por un pensamiento mágico, puede crearle más angustia e, incluso, pensar que es por él, ya que estaba enfadado con el fallecido.

 Claves para comunicar, a nuestro hijo, el fallecimiento de un ser querido:

  • Tras la muerte del ser querido, es importante, transmitírselo lo antes posible y siempre una persona, que nuestro hijo, sienta cercana y confíe en ella. Si es posible, deben ser los papás.
  • También, lo antes posible, hay que informar al colegio con el fin de que el equipo docente y pedagogos tome las medidas oportunas.
  • Podemos explicárselo de forma gradual, poco a poco, y completando la información con sus preguntas, dudas y observaciones. Lo mejor es preguntarles, que nos expliquen lo que ellos saben acerca de la muerte y, de esta forma, saber lo que aún necesitan aprender y asimilar a nivel emocional.
  • Nuestros hijos, sean pequeños o adolescentes, deben saber siempre la verdad sobre lo sucedido, pero esta verdad se abordará en función de su etapa evolutiva.
  • Hay que explicárselo en términos reales, Podemos apoyarnos en ejemplos que nuestro hijo haya visto (un pájaro muerto, un ratón, etc.).
  • La muerte lleva implícita nuestras creencias religiosas y espirituales. Es importante transmitírselas, pero siempre dándoles una explicación física de la muerte.
  • Hay que acoger todas sus dudas, que las exprese y aclarárselas. De esta forma, también se desahogará a nivel emocional. Necesitan aprender a expresar lo que sienten y, entre estos sentimientos, está su dolor por la muerte de una persona fallecida. Nosotros, los adultos, somos su modelo de aprendizaje en la expresión emocional de su dolor. Si negamos u ocultamos lo que sentimos, ellos harán lo mismo.
  • ¡IMPORTANTE! A partir de los 6 años, más o menos, pueden participar en los ritos que se lleven a cabo por la muerte de un familiar (velatorio, entierro, funeral). Eso sí, siempre que ellos quieran. Para que ellos puedan tomar la decisión, se les tiene que explicar de forma muy clara que es, lo que van a ver y lo que pueden sentir. Siempre que participen deben hacerlo acompañados. Esto les sirve para sentirse unidos a la familia y poderse despedir de su familiar fallecido. También les ayuda a que la muerte pueda ser concretada en un tiempo y en un espacio. Los niños y adolescentes necesitan despedirse.

Recomendados literatura infantil y juvenil para abordar el dueloduel libro

Libros sobre duelo para niños de Primaria

“Jack y la muerte” cuento de Tim Bowley y Natalie Pudalov(Ed. Oqo, 2012)

“La balada del rey y la muerte” libro (Ed. Adriana Hidalgo, 2011)

Gajos de Naranja” libro de Françoise Legendre y Natali Portier (Ed. Tandem, 2008)

“El árbol de los recuerdos” libro de Britta Teckentrup (Ed. Nube Ocho, 2013) 

Libros sobre duelo para adolescentes y preadolescentes

“Mamá se ha marchado” Escrito por Cristoph Hein (Ed. SM, 2005)

“Un monstruo viene a verme” libro de Patrick Ness (Ed. Nube de Tinta, 2016)  

“Mejillas Rojas” libro de Heinz Janisch (Lóguez Ediciones, 2006)

Tomado de Consejo y Salud MMG Psicología y www.fundacionmlc.org.

Mairen Lisseth Zapata B.

Asesora Familiar de Duelo Cali 

7 comments

  1. Jacqueline Ramírez Londoño
    Reply

    Es excelente contar con artículos que nos ayude en momentos tan difíciles.
    Muchos deciden alejar a los niños del dolor que produce la muerte, pero en vez de eso debemos dar las herramientas adecuadas para que vivan el dolor, después de todo la muerte hace parte de la vida. Excelente que nos expongan esas herramientas!.
    Jacqueline Ramírez
    Ejecutiva de ventas
    Bogotá

  2. Maryi Viloria
    Reply

    estas son circunstancias en donde los adultos no saben como explicar lo sucedido a los niños pero son situaciones en donde a los niños hay que decirle la verdad de lo sucedido para que no vivan en un mundo de imaginario de que la persona va a volver…..

    MARYI VILORIA
    VALLEDUPAR

  3. Manuela Bossa
    Reply

    Este tema que trata del duelo en los niños es muy interesante ya que nosotros los adultos cometemos errores ocultándoles a ellos ciertos temas. Entre ellos, la pérdida de un ser querido porque se nos olvida que ya a cierta edad, ellos pueden comprender qué es la pérdida de un ser.

    Un ejemplo claro es cuando ellos pierden una mascota, sufren porque no entienden por qué no están con ellos y aún así, seguimos cometiendo el error dándoles una nueva mascota y diciéndoles que cambió de color.

    Padres: Seamos sinceros con nuestros hijos. De nosotros depende que esos niños sean los adultos con mente abierta para afrontar situaciones en el futuro, pero siempre hablando con la verdad . Que ellos sepan que hay proceso de la vida que en cualquier momento se puede dar.

    Por último, como dice el texto, hay libros donde pueden aprender más sobre el tema, pero siempre con la asesoría de la familia que es el mejor apoyo para ellos.

    Manuela Bossa,
    Asesora Especial de Ventas
    Operación Halcones, Cartagena.

  4. Claudia Londoño Rodríguez
    Reply

    Buenos días
    El artículo es realmente interesante ya que es un tema que casi no se toca en nuestra sociedad,
    nos acostumbramos a que fallece un ser querido y ya, cada uno vive su duelo sin tener en cuenta
    los niños, qué pensará. qué sentirá, a qué se tendrá que enfrentar. He vivido la experiencia y sentimos que solo demostrando amor ellos entienden, pero no, es necesario hablarles y explicarles, ya que es un tema muy duro de enfrentar.
    Muy buen artículo, fácil de entender para explicar.

  5. Stefany Padilla Diaz
    Reply

    Me parece un excelente artículo ya que ciertamente se piensa como tratar el tema con los niños, la mayoría de los padres pensamos que lo mejor es ocultar lo sucedido diciéndole que están en un viaje o se fueron para el cielo pero ya teniendo en cuenta está información de como tratar el duelo es de gran importancia hablarle de la realidad en la vida y con un buen apoyo familiar, en el colegio, amigos se llevará un buen proceso con los niños en donde puedan tener un lindo recuerdo de ese ser querido. La comunicación con mucho amor y comprensión sería una excelente herramienta

  6. MARIANNE CIFUENTES GANTIVAR
    Reply

    Buen dia gracias por el excelente aporte es una gran ayuda para sobrellevar el proceso de dueelo en los niños y es importante estar siempre con la verdad y saber que es un proceso por el que todos debemos pasar. debemos ser claros y asumirlo nosotros primero. para asis poder ayudar y aconsejar y tambien es importante mirar nuestro entorno social familiar laboral y estudiantil para q asi sea mas facil superar la partida de nuestros seres queridos .
    Gracias por el excelente aporte att. Marianne cifuentes asesor contac center propspetacion

  7. Angie Bojacá Cárdenas
    Reply

    Buen día.

    El articulo es interesante, apropiado y da pautas simples y sencillas para aplicar en un proceso de duelo en niños, ya que me parece complejo abordar a un menor y explicarle el hecho de que un ser querido ya no va a estar más.
    Como adultos percibimos, reaccionamos y expresamos el duelo de distintas maneras y optamos por asumir que los niños o adolescentes deben ser distantes ante este tipo de situaciones, excluyéndolos y muchas veces omitiendo su dolor .
    Adicionalmente el comentario nos brinda herramientas como los libros que se mencionan para “alivianar” el dolor, la tristeza o impotencia e incluso la forma en la que los menores perciben la partida de un ser querido.
    Me parece relevante que continúen dándonos tips para afrontar el duelo ya que nos sirve para prepararnos y ayudar a otros ante este tipo de acontecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*